Anti Pop-ups y Antivirus gratis: descárgate la barraHaz de HispaVista tu página de inicio
Buscar en Internet:
Recomendados:
Testimonios de anorexia

Hispavista Foros

» Salud_y_Medicina » Testimonios de anorexia

Ayuda Nuevo usuario
Usuario:      Clave:
Buscar en los Foros: Búsqueda avanzada


Ver Resultados de Encuesta:
0%
Votantes: 0. Esta encuesta está cerrada

Respuesta
 
Herramientas Visualización
  #1  
Viejo 16/Jan/07, 21:09
Violeta24
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 9/Jan/07
Mensajes: 425
Predeterminado Testimonios de anorexia

Sandra de 18 años nos ha querido contar su experiencia tras superar esta grave enfermedad. Sandra tenía 15 años cuando se le diagnosticaron los primeros síntomas. Sandra pesaba 55 kg y pasaba por una mala racha,sus padres se acababan de separar, estaba enamorada de un chico 9 años mayor que ella,... y lo peor era una adolescente que no sabíacómo salir de sus problemas.

Ella pensaba que si reducía sus muslos y el michelín que le salía al sentarse podría conquistar a su chico y a la vez llamar la atención de sus padres. Empezó con una simple dieta de dejar de comer entre horas, dejar el pan,... y acabó ingresada en un hospital con 35 kg. Uno de sus objetivos salió bien: llamar la atención de sus padres que se preocuparon mucho y se mantuvieron unidos.

Sus amigas estaban al tanto de la rigurosa dieta de Sandra y la quisieron advertir de las consecuencias que podía acarrear la anorexia nerviosa pero ella estaba convencida que controlaba la situación.

Cuando llegó a bajar a los 35 kg sus se preocuparon muchísimo e intentaron hablar con ella. Ella estaba muy metida en la enfermedad por lo cual no tomó en cuenta el consejo de sus padres. Alberto, el chico con el que Sandra estaba locamente enamorada habló con los padres de ésta; y él fue quien le hizo entrar en razón advirtiéndola que entrar a un hospital era lo mejor para ella puesto que ya pesaba 30 kg y su estado era de mucha gravedad. Estuvo dos meses ingresada sin poder recibir visitas y se le hizo muy duro pero con la ilusión de poder volver a ver a Alberto.

Al fin le dieron el alta y entonces llegaba lo peor; en casa sin que nadie la obligase a comer; a tener que superar su enfermedad y que Alberto le dijese que era demasiado mayor para ella.

De este modo no lo pudo superar y la volvieron a ingresar; esta vez con 35 kg. Hasta el día que se dio cuenta de que por nada ni por nadie merece la pena estar al borde de la muerte, reconoció su enfermedad y fue dada de alta un mes más tarde.

Hoy dos años más tarde después de algo que pudo llegar a ser una tragedia, Sandra nos a contestado a unas preguntas y ha querido recalcar otros asuntos.


Pregunta: ¿Como llegaste a pensar que dejar de comer era la mejor solución?

Sandra: En aquellos momentos pasaba por una mala racha; y lo que empezó con perder unos kilitos para sentirme mejor, acabó fastidiándome toda mi adolescencia.

Pregunta: ¿Sentiste el apoyo de sus amigas?

Sandra: En aquellos momentos las despreciaba, me parecia que me querían fastidiar, no me comprendían. Pero sé que pusieron todo de su parte para ayudarme y doy gracias a Dios por tener unas amigas por querer lo mejor para mí en todo momento.

Pregunta: ¿Crees que merece la pena pasar por todo lo que has pasado por un chico?

Sandra: NO, ni mucho menos. Alberto era mayor que yo y me gustaba su madurez y su manera de ver las cosas. Él me ayudó mucho haciéndome ver la enfermedad que padecía y se lo agradeceré durante toda mi vida. Es cierto que sufrí por él, pero él también sufrió por mí; ya que se sentía bastante culpable por mi enfermedad.

Pregunta: ¿Te gustaría decir algo más para aconsejar a la gente que tiene este problema?

Sandra: Que aunque parezca mentira un cuerpo perfecto no lo es todo. Y que la vida es demasiado corta como para malgastarla sufriendo o preocupándose en que uno/a tiene que adelgazar. No os dejeis llevar por la publicidad porque hay millones de mujeres en el mundo y top models sólo son ocho.
Responder citando mensaje
  #2  
Viejo 16/Jan/07, 21:09
Violeta24
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 9/Jan/07
Mensajes: 425
Predeterminado

hola. he entrado a esta pagina por casualidad, y ya que os interesa este tema y la mitad de la gente que esta aqui es ana o mia, o lo ha sido os dare mi opinion. yo soy ana, tengo anorexia desde hace 5 años mas o menos. para mi ser ana era lo mas preciado de este mundo, hasta hoy. Mis problemas de salud no son para nada buens, mido 1,68 mas o menos y peso 40 kilos.. para mi llegar a los 40 kilos era una meta mu importante.Queria perder peso, ser especialmente bella, ser delgada. Hoy en dia ya no quiero ser esa persona.Ahora estamos en navidad, todos en familia, comiendo sus grasas y sus cosas. Yo no, yo esoy en un hospital, iingresada porque si no engordo lo mas minimo tengo riesgo a morir.

A mis padres solo les puedo ver 1 hora al dia para pasear con ellos un rato por el hospital. Las navidades las voy a psar sola, sin mis padres y nadie a mi lado.ahora voy por la calle un poco mas segura de mi misma lo poco que voy por ella. mis amigos vienen a visitarme de vez en cuando porque no les dejan aqui.pero cuando me ven me echan sonrisas y miradas que me demuestan lo mucho que me quieren y han estado ahi ami lado.Estan deseando que salga de aqui, para poder ir a dar paseos como haciamos antes y poder no contar conmigo.Asi que chicas no seais tontas y dejar de ser anas o mias. es duro de salir pero merece la pena.

Una princesa recuperandose
Responder citando mensaje
  #3  
Viejo 16/Jan/07, 21:09
Violeta24
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 9/Jan/07
Mensajes: 425
Predeterminado

Soy mercedes, y quiero aprovechar esta oportunidad para contarles mi testimonio.

Mi patología es “anorexia nerviosa”, una enfermedad muy dura, que ha llenado mi vida de tristeza, sufrimientos, miedos y mentiras...

Todo empezó cando a los 16 años comencé a practicar danzas. Me sentía rodeada de personas más delgadas que yo, por lo que empecé una “dieta” con una nutricionista (además realmente la necesitaba).Cuando llegué a mi peso ideal no me conformé y empecé a suprimir alimentos que a mi idea engordaban.

Llegó un momento en que ya todo me parecía innecesario. Que todo me iba a hacer aumentar de peso. Sumado a esto, llegó la distorsión de mi imagen corporal; y mientras más flaca estaba, más gorda me veía.

Y aún peor me volví el ser más aislado que existe; cuando en realidad amo cada momento que comparto con mis amigos y familiares. Mi depresión era tan profunda, que no encontraba motivos para vivir. La enfermedad se convirtió en mi mejor amiga y me llevó a hacer cosas que jamás hubiera imaginado que haría.

La comida y cómo evitar cada ocasión que implicaba comer, era lo único que rondaba por mi mente. Mi vida se convirtió en una mentira constante. Era realmente desagradable comer a mi lado...

Ya no me importaba ver todo lo que estaban sufriendo las personas que más amo en el mundo. No me importaba que lloraran a mi lado suplicándome que no me dejara morir... sólo pensaba en mí y en cómo hacer para no comer.

Pero ¿saben algo? Me he dado cuenta que todo este sufrimiento es en vano. Que estoy desperdiciando momentos irrepetibles, por dejarme llevar por mis ideas ilógicas. Que antes era más felíz. Que mi familia no se merece pasar por todo esto, ni yo tampoco.

Por eso, les pido por favor, que no se dejen llevar por lo que impone la sociedad. Porque lamentablemente vivimos en un mundo enfermo, que no acepta otro tipo de persona que el que él cree “ideal”. Pero, si sumamos nuestras fuerzas, vamos a cambiar esta realidad. De verdad no vale la pena. Se los digo por experiencia. Es muy difícil salir de esto y les aseguro que lo que se vive es un infierno.

Lo peor de todo es que pensamos que de esta manera vamos a ser aceptados en la sociedad y tendremos más amigos. Pero, pensemos lógicamente: ¿quién va a querer estar con una persona que lo único que le importa es su cuerpo?, ¿quién va querer compartir una salida con alguien que desarma todo en su plato antes de comer, ¿quién va a querer estar con alguien que sólo sabe hablar de calorías y dietas?

¿No es más lindo ser libre, y no esclavo de una enfermedad que te mata? ¡Te mata! ¿No es más lindo juntarse a comer sanamente con tus amigos? Porque esos momentos no vuelven. No se repiten. ¿No es más lindo pensar en proyectos para tu futuro, en formar una familia, en ser felíz?

Estás a tiempo de cambiar tu destino. No elijas el camino incorrecto, no te va a llevar a ningún lado. Si pensás que vas a lograr tener control o dependencia, estás muy confundido, ya que vas a conseguir exactamente lo contrario...

¡Es muy difícil salir de esto! No arriesgues tu vida, tu felicidad, tu futuro...

Hay cosas más importantes que es cuerpo. Éste tarde o temprano desparece. Tu corazón, lo que llevás adentro es eterno. Elegí la vida. Yo estoy luchando por recuperarla
Responder citando mensaje
  #4  
Viejo 16/Jan/07, 21:09
Violeta24
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 9/Jan/07
Mensajes: 425
Predeterminado

Hola, soy argentina tengo 31 años y tengo anorexia nerviosa, y así comienza mi historia. Desde muy chiquita, me gustaba ser el centro y fui flaca sana, a los 20 años tuve formas más desarrolladas y un rollo en la panza y empezó la idea de adelgazar descaradamente.

Durante un tiempo que estuve estable, empecé a trabajar, a estudiar, y me puse de novia. Luego perdí todo, me internaron en el Hospital Notti de Mendoza pero no obtuve resultados.

Después intenté suicidarme, me quise poner frente a un auto, no lo logré porque mi hermana me ayudó a no hacerlo. También tomé pastillas para intentar matarme y no lo logré. Me llevaron al hospital El Sauce en Mendoza y me hicieron un lavaje de estómago. Después pase por un curandero, parapsicólogo, psicólogos y no hubo resultado.

Años más tarde, conocí al amor de mi vida, que todavía está a mi lado, y no puedo casarme ni tener hijos, realizar mis proyectos, como trabajar, estudiar, hacer deportes. Tampoco con mi familia, que está compuesta por mis hermanas, mi mamá y mi papá, no puedo convivir bien, sólo compartir momentos desagradables.

Además, tenía muchísimos amigos y he perdido a un montón de ellos, ahora estoy internada en la institución ALDA de San Rafael Mendoza, en un tratamiento de hospital de día, tratando de recuperarme. Este tratamiento es muy duro pero es la única solución para curarme, para poder ser feliz conmigo misma, con el amor de mi vida, con mi familia y amigos
Responder citando mensaje
  #5  
Viejo 16/Jan/07, 21:09
Violeta24
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 9/Jan/07
Mensajes: 425
Predeterminado

Comencé a querer comer menos porque lo mezclé con la situación familiar que estaba viviendo en ése momento, la enfermedad de mi mamá y la aparición de un hermano, el primero de la familia y al cual todo el mundo le prestaba atención.

Se hizo más grande cuando estaba sola en mi casa todo el día porque no comía absolutamente nada.

Mi mamá me llevó a una psicóloga, que después de un tiempo me dijo que estaba loca, que ya no me podía atender más.

Después fui a una nutricionista, lo que fue muy gracioso, porque ella me decía lo que tenía que comer y yo lo tiraba. Pero como me pesaba todas las semanas, me ponía cosas, como piedras, martillo, etc. para que no se notara el descenso.

Cuando en mi casa se dieron cuenta que ya no podía directamente probar bocado, me derivaron al Hospital Notti. Hacía un tratamiento similar al actual, pero no tan estricto. Pero yo seguía haciendo hiperactividad, por ejemplo, para llegar a mi casa tenía que tomar dos colectivos y prefería irme corriendo y con la plata compra laxantes, diuréticos, etc.

Fue mi cumpleaños de 15, y a los tres días me internaron porque estaba muy mal fisicamente por el bajo peso.

Fueron 40 días terribles de tortura, me pusieron sonda y lo más gracioso fue que querían que fuese al colegio, obvio que no quise. Cuando me dieron el alta, empecé el colegio y las travesías seguían peor que al principio, estaba pensando todo el tiempo en cómo quemar calorías y así rápidamente bajé de peso.

Luego, tuve un ataque de depresión, entonces me internan, donde tomo muchas pastillas las cuales me hacen dormir demasiado. El resto del tiempo lo paso llorando. Estuve un mes internada. Empeoré.

Más tarde estuve 5 meses aislada en terapia intermedia y me dan otra vez de alta y en un ames vuelvo a perder el peso recuperado. Me descompensé, me quedé afónica, andaba en silla de ruedas, no podía mover la cabeza porque no tenía fuerzas. Luego me llevan a ALDA por medio del juzgado.

Hoy necesito hacer una vida sana, porque no me olvido de mi mamá llorando a mi lado porque clínicamente estaba muerta.

Quiero volver a ser hija, hermana y sobre todo hacerlo por ellos para devolverles todo lo que me han dado.

Quiero agradecer sobre todo a mi familia, que siempre está al lado mío, como así también al grupo.

Eternamente agradecida.
Responder citando mensaje
  #6  
Viejo 16/Jan/07, 21:09
Violeta24
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 9/Jan/07
Mensajes: 425
Predeterminado

Soy Carolina , hoy tengo 26 años y miro hacia atrás y veo todos los momentos difíciles que viví. No tengo una fecha exacta para decir “ese día comencé con la anorexia”, sólo recuerdo que fue a mis 13 años, la idea de crecer me atormentaba, el miedo a tener cuerpo de mujer era tan grande que empecé a controlar la comida. Para mí, tener caderas era signo de gordura.

El tiempo fue pasando y cada día el control iba incrementándose junto con la obsesión por la balanza “quiero bajar 2kg”. Cuando los bajaba no me quedaba conforme y quería un poco más, pero nada hacía que yo me sintiera bien; junto con el peso se iba mi alegría, mi adolescencia, perdía peso y a la vez perdía a mi familia. Mi mal humor no me dejaba compartir los momentos buenos que te da la vida a esa edad.

A los 17 años no me alcanzo con el control exagerado de mi alimentación y comencé a vomitar. El primer tiempo sólo vomitaba una vez al día y los días que yo quería, “yo controlaba la situación” (eso era lo que yo creía). Pero como ya lo había vivido con la anorexia “con el tiempo, nada es suficiente para saciar la exigencia interna” , y comencé a vomitar cada vez más, hasta que llegué a vomitar 20 veces al día, “todos los días”. Si “todos los días” (ahora yo no controlaba la enfermedad, sino que ella se apropió de mí). No me importaba el lugar, baños, rincones, calles, hasta lo más inimaginable se convertían en cómplices para sacarme ese dolor, esa bronca y esa culpa con la que convivía.

En junio del año ´96 mi familia se dio cuenta de mi enfermedad y como quien dice “tomaron el toro por las astas”. Comencé un tratamiento en mi ciudad , pero cada vez estaba peor, hasta que mis amigas me aconsejaron que hiciera una consulta en ALDA.

Fue así que el 16 de julio del 1996 llegué a ALDA, buscando una esperanza para poder luchar y recuperar mi vida, Tengo en mi mente grabado ese día y todas las personas que abrieron sus brazos para recibir a la Puntana. No fue fácil, pero creo que mis ganas de ganar esta batalla era tan grande que me comprometí conmigo misma, y desde ese día deje de vomitar; sí fue así, no vomité más. Cada día que pasaba mi Papá llamaba y me decía:

-¿Y Caro?
-¡Hoy no Papi, hoy no!
-Bien Pioja, un día mas, vamos que llevas dos!!...
... y así paso el tiempo.

Siempre fui conciente que necesitaba no perder el respeto a mi propio compromiso, y por sobre todas las cosa recuperar el respeto a la vida, a mi vida .

En ALDA encontré contención, límites (pero de los buenos, no el límite exagerado y enfermo de la anorexia), ayuda, amor, y grandes amigos, amigos que me ayudaron a entender lo que me estaba pasando, Terapeutas que lograron hacer el clic y me dieron armas para seguir luchando en el día a día. ALDA junto a mi familia cumplieron el papel más importante en lo que va de mi vida, sin ellos actuando en conjunto no podría estar contando esto.

Después de tres años y medio de tratamiento, tres años de viajes, de subidas y bajadas, tres años y medio de lucha constante llego el día en que el Dr. Garzuzi me dio el alta, o mejor dicho nos dio el alta a toda la familia, fue un volver a vivir, un aprender a disfrutar de las cosas que te da la vida, fue un volver a sonreír y un salir a luchar con armas verdaderas e inteligentes, no huyendo del problema y refugiándome en el vómito como fuente de descarga.

Hoy tengo 26 años, atrás quedaron las caídas de cabello, las perdidas de piezas dentarias a causa del vómito, la deshidratación constante.

Hoy estoy conectada con mi vida, terminé mi carrera y actualmente ejerzo mi profesión, y estoy alerta a ayudar para que esta enfermedad no le robe la vida a nadie.

Ya no me importa el número que marca la balanza, sólo me interesa sentirme bien conmigo misma y respetar la salud de mi cuerpo y alma.

Esto fue mi experiencia de vida.....

Sólo me queda decir Gracias ALDA, Gracias Dr. Garzuzi, Gracias Kuki.

Y sobre todas las cosas Gracias Familia...

MAMA: por no dejarme cuando mi voluntad flaqueaba.
PAPA: por seguir a mi lado desde el cielo, sé que partiste feliz porque yo me había recuperado y la Bulimarexia no te saco a tu hija de tus manos.

Espero que este testimonio ayude atodos aquellos que esten presos de esta mafia interna de pensamientos enfermos que apagan la luz de la Vida.
Responder citando mensaje
  #7  
Viejo 16/Jan/07, 21:09
Violeta24
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 9/Jan/07
Mensajes: 425
Predeterminado

Hola, no voy a dar mi opinion ni nada parecido porque no sirve de nada, las personas enfermas de anorexia abrireis los ojos cuando los querais abrir, si no quereis reconocer que teneis una enfermedad los demas no os podemos ayudar aunque queramos, espero que cuando os deis cuenta no sea demasiado tarde, solo espero que leais algunos testimonios que he encontrado por internet que son de gente como vosotros/as para ver si asi comprendeis un poco mas en que os estais metiendo o ya estais metidos/as.

Un saludo a todo el mundo y cuidaos mucho.
Responder citando mensaje
  #8  
Viejo 17/Jan/07, 00:12
PSIKOLOKA
Dinosaurio
 
Fecha de ingreso: 5/Dec/06
Localización: en algún lugar de un gran país...
Mensajes: 12.842
Predeterminado

Cita:
Escrito por Violeta24
Hola, no voy a dar mi opinion ni nada parecido porque no sirve de nada, las personas enfermas de anorexia abrireis los ojos cuando los querais abrir, si no quereis reconocer que teneis una enfermedad los demas no os podemos ayudar aunque queramos, espero que cuando os deis cuenta no sea demasiado tarde, solo espero que leais algunos testimonios que he encontrado por internet que son de gente como vosotros/as para ver si asi comprendeis un poco mas en que os estais metiendo o ya estais metidos/as.

Un saludo a todo el mundo y cuidaos mucho.

MUY INTERESANTE,GRACIAS
Responder citando mensaje
  #9  
Viejo 17/Jan/07, 00:12
yaiza90
Usuario activo
 
Fecha de ingreso: 14/Jan/07
Mensajes: 213
Predeterminado

muchas gracias. cosas como estas hacen pensar en ir olvidando este infierno. ¿"estilo de vida"? enfermedad.
Responder citando mensaje
  #10  
Viejo 29/Jun/07, 20:08
NAOMI23
Miembro
 
Fecha de ingreso: 25/Jul/06
Mensajes: 61
Predeterminado Hola

Cita:
Escrito por Violeta24
hola. he entrado a esta pagina por casualidad, y ya que os interesa este tema y la mitad de la gente que esta aqui es ana o mia, o lo ha sido os dare mi opinion. yo soy ana, tengo anorexia desde hace 5 años mas o menos. para mi ser ana era lo mas preciado de este mundo, hasta hoy. Mis problemas de salud no son para nada buens, mido 1,68 mas o menos y peso 40 kilos.. para mi llegar a los 40 kilos era una meta mu importante.Queria perder peso, ser especialmente bella, ser delgada. Hoy en dia ya no quiero ser esa persona.Ahora estamos en navidad, todos en familia, comiendo sus grasas y sus cosas. Yo no, yo esoy en un hospital, iingresada porque si no engordo lo mas minimo tengo riesgo a morir.

A mis padres solo les puedo ver 1 hora al dia para pasear con ellos un rato por el hospital. Las navidades las voy a psar sola, sin mis padres y nadie a mi lado.ahora voy por la calle un poco mas segura de mi misma lo poco que voy por ella. mis amigos vienen a visitarme de vez en cuando porque no les dejan aqui.pero cuando me ven me echan sonrisas y miradas que me demuestan lo mucho que me quieren y han estado ahi ami lado.Estan deseando que salga de aqui, para poder ir a dar paseos como haciamos antes y poder no contar conmigo.Asi que chicas no seais tontas y dejar de ser anas o mias. es duro de salir pero merece la pena.

Una princesa recuperandose





HOLA QUE TAL ESTAS YA HACE TIEMPO DE TU MENSAJE, ESPERO QUE ESTES MUCHO MEJOR Y QUE YA ESTES EN TU CASA.

YO LLEVO 8 AÑOS METIDA EN ESTE INFIERNO, PERO X MAS QUE KIERO ME ES IMPOSIBLE SALIR NO PUEDO ESTA ENFERMEDAD ME PUEDE NO NO LA ELEGI ELLA ME ELIGIO A MI.

PERO BUENO SEGURO QUE ALGUN DIA LO CONSEGUIRE

BESICOS Y ANIMOS
Responder citando mensaje
Respuesta