Anti Pop-ups y Antivirus gratis: descárgate la barraHaz de HispaVista tu página de inicio
Buscar en Internet:
Recomendados:
Servicio De Inteligencia Militar

Hispavista Foros

» ESCALAS AUXILIARES Y CAE DEL ET » Servicio De Inteligencia Militar

Ayuda Nuevo usuario
Usuario:      Clave:
Buscar en los Foros: Búsqueda avanzada


Respuesta
 
Herramientas Visualización
  #1  
Viejo 10/Apr/06, 19:07
barrelo3
Iniciado
 
Fecha de ingreso: 21/Mar/06
Mensajes: 7
Predeterminado Servicio De Inteligencia Militar

El Servicio de Inteligencia Militar desde 1976 hasta la creación del CESID se denominaba “Servicio de Información Bis del Ejército” (procedía de la Tercera Sección del Alto Estado Mayor (“SIAEM” Servicio de Información del Alto Estado Mayor, donde llegó a estar pluriempleado el después Capitán General Gutiérrez Mellado), con una central en el mismo Alto Estado Mayor donde se había transformado de “tercera” a “segunda” sección y adquiría dicha central el nombre de “CESIBE” (Central -Servicio de Información Bis del Ejército-)

La Central del Servicio de Información era propiamente burocrática y de coordinación, y salvo casos especiales, donde realmente el Servicio se convertía en operativo era en las delegaciones y concretamente en cada Capitanía General, constituyendo las Segundas Secciones de Estado Mayor, donde adquirían el nombre de: “RESIBE” (Regional –Servicio de Información Bis del Ejército-), conocidas como las “2ª Bis” dentro de los ambientes militares (“Bis” incorporaba el sentido de “doble” por inteligencia interior / exterior), a las siglas RESIBE se le añadía un número precedido por la cifra “2” (el “2” indica: 2ª Sección de Estado Mayor) y el siguiente número la Región Militar correspondiente. Por ejemplo, Cataluña en aquel entonces era la IV Región Militar (actualmente es la III R.M. Pirenaica por haber incorporado Aragón y Navarra), el Servicio tomaba la nomenclatura de: “RESIBE-24” (Regional –Servicio de Información Bis del Ejército-, 2ª Sección de Estado Mayor, 4ª Región Militar).

De CESIBE y cada RESIBE dependían también algunas unidades que adoptaban las siglas de: “DESIBE” (Destacada –Servicio de Información Bis del Ejército-) y no tenían porque estar constituidas propiamente por militares, por ejemplo en 1976 había un oficina DESIBE en Gerona dirigida por personal civil, agregado al Ejército.

En cada RESIBE estaban destinados, un Teniente Coronel y varios Comandantes al mando (diplomados en Estado Mayor), así como especialistas civiles y un Grupo Operativo dirigido por un Comisario de Policía que tenía a su cargo agentes de la Guardia Civil e Inspectores de Policía. Las funciones además de la búsqueda de cualquier información que pudiera afectar a las Fuerzas Armadas o a la Seguridad y el análisis de inteligencia, serían las habitualmente también de tipo policial (como se vuelven a desarrollar ahora con las MOOTW y las SASO): Organización de la seguridad de las dependencias militares, de las autoridades y actos, contravigilancias, búsqueda de antecedentes e información sobre sospechosos, investigación sobre robos, actos delictivos y asuntos internos, informes de valoración de personal, criminalística, etc.

Uno de los personajes más destacados del Servicio de Información del Ejército fue el Comisario Carlos Clavero (también oficial del Ejército), Jefe del G.O. (Grupo Operativo) de la 2ª Sección de Estado Mayor de la Capitanía General de la IV Región Militar, auténtico maestro del contraespionaje por su extraordinaria habilidad para establecer redes y contactos, al propio tiempo un compañero suyo el Comisario Manuel Balaguer, Profesor de Criminalística era el primer analista de escritos y documentos de dicho servicio en la IV Región Militar y el que formó a su sucesor en dicho Estado Mayor y que fue precisamente el que suscribe, éste desde su incorporación al servicio y con un reciclaje universitario constante, hasta la década del 2000 además de impartir clases a los Oficiales de Inteligencia, puedo decir con orgullo que he realizado miles de análisis de escritos y documentos, algunos en la modalidad de socio-lingüística con la intervención de Mª Luz Puente Balsells, todos ellos contrastados y validados con la información posterior del Grupo Operativo, o bien por las informaciones de los demás Grupos u Oficinas de Inteligencia cuando se actuaba en comisión de servicio (por ejemplo para la 2ª Sección de Estado Mayor de la Comandancia Militar de Marina de Barcelona, siendo Jefe el Comandante D. Camilo Carrero o la Oficina de Inteligencia de la Comandancia Militar de Barcelona, siendo Jefe D. Jesús Villasante), algunos de los resultados de dichos análisis has sido reflejados en nuestra reciente obra: Análisis de escritos y documentos en los servicios secretos, objeto de felicitaciones muy especiales por las máximas autoridades españolas, de los países democráticos y organizaciones internaciones.
Responder citando mensaje
  #2  
Viejo 10/Apr/06, 19:07
barrelo3
Iniciado
 
Fecha de ingreso: 21/Mar/06
Mensajes: 7
Predeterminado Servico De Inteligencia Militar Ii

Los años 70 no eran fáciles para el país pues existía el peligro de que el involucionismo impidiera el desarrollo de la transición a un estado democrático, pero las consignas estaban ya afianzadas no solo en el SECED (Servicio Central de Documentación iniciado por el Coronel Sanmartín) sino también en el Alto Estado Mayor, por lo tanto en el propio Servicio de Información del Ejército, ello a pesar de que es cierto que todavía podríamos encontrar algunos elementos muy arraigados al franquismo, pero en todo caso se localizaban más en los cuarteles que en el Estado Mayor y en puestos definitivos como serían el de Jefe de la Policía Nacional también fueron estratégicamente asignados a militares muy fieles al Rey Don Juan Carlos como sería por ejemplo nuestro buen amigo el General José Mª Timón de Lara cuya intervención fue decisiva en momentos como el secuestro del General Villaescusa y el Sr. Oriol y más aún para que se resolviera favorablemente el intento de golpe de estado del 23-F.



Prueba de estas nuevas directrices está por ejemplo en que el que suscribe fue invitado a ingresar en el servicio a raíz de un estudio sociológico sobre la fuerzas armadas y que dentro del mismo realizó el primer estudio sociológico de opinión sobre lo que pensaban los jóvenes acerca del servicio militar y en vez de ser minimizado u ocultado dicho estudio tuvo su trascendencia, además años más tarde con un gobierno definitivamente progresista se le concedió la Cruz de Primera Clase de la Orden del Mérito Militar, con las consideraciones honoríficas de Oficial Jefe (actualmente Oficial Superior).



Si no se ha estado dentro del servicio resulta muy difícil de creer que en el año 1976 el Grupo Operativo de RESIBE-24 estuviera integrado, además de agentes de la Guardia Civil con ideología progresista, por miembros de la policía casi más aperturistas todavía e incluso algunos de ellos afiliados a partidos de signo comunista y no por infiltración sino por pleno convencimiento. No en vano el mando había situado al Coronel Centelles como Jefe de la Segunda Sección de Estado Mayor, que como la mayoría de diplomados en Estado Mayor (el doctorado de la carrera militar) tenía además una carrera universitaria civil y como diría el Iltre. Comandante Julio Busquets (compañero nuestro en la UAB) la participación universitaria civil constituiría un enriquecimiento definitivo en la posibilidad de miras aperturistas y de flexibilidad social hasta el punto de resultar imprescindible que este tipo de militares fueran precisamente los mandos en puntos clave del Estado Mayor; de la misma manera cabe destacar que los más efectivos miembros eran precisamente los que tenían una carrera civil exitosa (Profesores, empresarios, diplomáticos, médicos, periodistas, etc.)



El Servicio de Inteligencia Militar es quizá el más secreto de los servicios en España (quizá por esa misma razón no existe en el papel); todo el mundo conoce el CESID y ahora ya se está haciendo también famoso el CNI por lo tanto el ser conocido por una parte podría favorecer que se apruebe y destine un mayor presupuesto si se consigue el consentimiento implícito por la opinión pública, pero por otra parte, si los medios de comunicación están constantemente pendientes puede verse limitado en sus actuaciones y perder efectividad (por dejar precisamente de ser secreto) o bien incurrir en irregularidades como las que le costaron el cambio de nombre y estructura al CESID, teniendo en cuenta además que está regulado por Ley y aunque su director tenga la categoría de Secretario de Estado y sea sacrificado ante algún escándalo, la repercusión siempre alcanza a todo el servicio; pero, la Inteligencia Militar por la propia idiosincrasia castrense intenta siempre quedar en la máxima reserva y salvaguardada por la obligada disciplina y sentido de la responsabilidad y, también porque no decirlo, en Inteligencia Militar no se despide, prescinde o trata inadecuadamente a los miembros (se tiene un especial cuidado con estas personas que han adquirido información confidencial y que a la vez serían capaces de dar la vida por unos ideales patrióticos, por lo tanto no hay tanto peligro de que por resentimiento pudieran airear los secretos, por el contrario un miembro de inteligencia descubierto es capaz de autoinculparse y asegurar insistentemente que actuaba por su cuenta y que no tenía nada que ver con el servicio) por ello no es tan fácil que aparezcan noticias ni se sepa prácticamente nada sobre su meritoria actuación, por ejemplo en el apoyo a S.M: El Rey para que fuera un éxito la venida del President Josep Tarradellas (con lo que se evitó el primer gran golpe militar del reinado pues aunque no se lo crean los extremistas, los tanques apuntaban ya a Cataluña), su trabajo oculto para paliar los preparativos de los nuevos y persistentes intentos de “golpe de estado” de elementos sospechosamente más franquistas que el propio General Francisco Franco, incluso hasta las propias operaciones de máximo éxito en Barcelona como fueron en temas de seguridad internacional antes de las olimpiadas o bien el desmantelamiento de unas peligrosas cédulas de los países del Este de Europa organizadas militarmente en los sótanos de los antiguos cuarteles de Sant Andreu, salvo por los temas directamente policiales no apareció en la prensa la inteligencia militar en ningún momento.



Con la implantación del “CESID” –Centro Superior de Información de la Defensa- (Servicio de Inteligencia centralizado por el Gobierno), a finales de los años 70, fueron reestructurándose y anulándose los demás servicios de Inteligencia, básicamente el SECED (Servicio Central de Documentación) que el General Gutiérrez Mellado a indicaciones del Presidente Suárez había fusionado con el Alto Estado Mayor y, el propio Servicio de Información Bis del Ejército, ahora bien, éste desaparecerá únicamente como servicio orgánico (provisionalmente), pero sus funciones seguirán desarrollándose tanto en la central, ahora: Segunda División de Inteligencia del Estado Mayor Conjunto de la Defensa y sus Divisiones de Inteligencia de cada ejército (Tierra, Mar y Aire) y sus Secciones de Inteligencia de cada Capitanía General (luego las Capitanías Generales se transformarían en “Cuarteles Generales”) pero en cada Estado Mayor de cada Cuartel General, la Segunda Sección continuará siendo la Sección de Inteligencia, aunque recientemente queden adscritas al Área de Operaciones y sus Grupos Operativos (ya únicamente con miembros de la Guardia Civil y del Ejército, normalmente con un Comandante o Capitän de la Guardia Civil al mando) adopten las siglas de “G-2”. La información antiterrorista quedaría plenamente para el Servicio de Información de la Guardia Civil “SIGC” y su “UCO” Unidad Central Operativa, así como la Comisaría General de Información de la Policía Nacional y algunas funciones serán también coordinadas con las propias unidades de inteligencia de las Policías Autonòmicas Catalana y Vasca (la Inteligencia Vasca tuvo un especial protagonismo en la II Guerra Mundial al lado de los Aliados), ahora bien el 11-S y el 11-M podrían modificar nuevamente éste concepto ya que el terrorismo islamista podría entrar de lleno en la seguridad nacional a nivel militar.
Responder citando mensaje
  #3  
Viejo 10/Apr/06, 21:09
eurico
Miembro
 
Fecha de ingreso: 21/Mar/06
Localización: Madrid
Mensajes: 83
Predeterminado Servicos De InformaciÓn......cni

Responder citando mensaje
  #4  
Viejo 21/Jun/06, 11:11
eurico
Miembro
 
Fecha de ingreso: 21/Mar/06
Localización: Madrid
Mensajes: 83
Predeterminado LOS DEL CIFAS, quieren llegar todos a comandantes...

El Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas se queja de la excesiva movilidad de sus agentes y pide a Defensa que lleguen comandantes

Hace escasamente un año entró en funcionamiento el CIFAS, organismo que coordina los esfuerzos de la inteligencia Militar de las tres armas del Ejército español. En este tiempo, ya han surgido los primeros problemas de funcionamiento.


Las mujeres que son agentes del Centro Nacional de Inteligencia no perdonan al ex coronel Perote la utilización de “conejitas”


Los miembros del CNI se felicitaron por la muerte de Al Zarqaui en Irak


El CNI solicitó voluntarios al GAR para relevar a militares del Mando de Operaciones Especiales pero sus superiores se opusieron

El Centro de Inteligencia de las fuerzas Armadas (CIFAS) nació tras ser aprobado el Real Decreto 1551/2004. Con la creación de este organismo se persigue la unificación de los servicios de inteligencia militares y su coordinación con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) al que se encuentra, en cierto modo, subordinado.

Año después de su puesta en marcha, los responsables del CIFAS reconocen “no estar todavía al cien por cien” y padecer algunos problemas de coordinación y funcionamiento. La dificultad principal está muy relacionada con la propia idiosincrasia de las Fuerzas Armadas:

los oficiales destinados al CIFAS entran y salen del centro al ritmo que marcan sus cambios de destino, relevos estrechamente ligados a sus ascensos en la escala militar.

Esta inestabilidad del personal preocupa a los máximos dirigentes del centro. Hay que tener en cuenta que este órgano está llamado a facilitar inteligencia militar para alertar sobre situaciones de interés militar, con riesgo potencial de crisis, procedentes del exterior, y a prestar el apoyo necesario a las operaciones.

De ahí que se haga necesario contar, en esta etapa fundacional, con la suficiente continuidad que permita dotar de la mejor manera al cuerpo personal y materialmente. Por este motivo reiteran que no están “a pleno rendimiento”. No se puede formar a expertos en inteligencia a sabiendas de que aguantarán, como mucho, cuatro años en dicha tarea, puntualizan. “Para esto es preferible tener civiles, que pueden estar hasta quince años sin problemas”.

La idea que han elevado desde el CIFAS al Ministerio de Defensa es convertir inteligencia en una “especialidad fundamental” dentro de la oferta de las FAS o en una especialidad complementaria, “por ejemplo a partir de la escala de Comandante”. Lo que está claro para ellos es que no les sirve tener personal en constante movimiento en el Centro, por los problemas de adaptación, e incluso por la habilitación para acceder a contenidos con la categoría de “secreto”, una responsabilidad que recae en el CNI, y que sería contraproducente en militares que accedan al centro por un breve período de tiempo.

La labor del CIFAS ha comenzado a dar sus frutos en la última época a través de la ayuda prestada a los contingentes españoles destacados en el exterior. A cada una de estas zonas se desplazan grupos de unas siete personas, que crean una “célula de inteligencia” en el terreno. Su cometido pasa por facilitar la tarea de las tropas, como ya informó ECD.

El CIFAS, que está dirigido por un General y tiene dependencia directa del Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) -el cual informa al Ministro de Defensa- está integrado en la "Comunidad de Inteligencia", y en una posición de cierta subordinación al CNI. Por este motivo no tiene una representación directa ante la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos de Inteligencia, siendo el Director del CNI quien informa sobre el CIFAS.

jose manuel pena fandiño (20/06/2006) 12:51 a.m.
Lamento coantradecir en un punto concreto al autor del primer comentario. Quiero decirle que LOS CIVILES TAMBIEN SABEN CALLARSE, pero HAY QUE SABER ELEGIR. Esto lo escribe un civil que ha colaborado con "la antigua casa", incluso poniendo los medios materiales de la misión a su costa. Por otra parte, lo malo de nuestra nación es que "desde hace algún tiempo"

TODA LA LABOR DE INTELIGENTIA queda SUPEDITADA al PODER POLITICO (CNI). Con este planteamiento me imagino que pocos resultados tendremos, haya o no permanencia en el puesto.

LO QUE QUIERE DECIR QUE El JEMAD es totalmente consciente de que los señores de inteligencia desplegados para asegurar la información de unidades destacadas en el extranjero es deficiente al no tener un sistema viable que asegure al 100 por 100 su efectividad porque cuando esos grupos llegan a compenetrarse y coordinarse sus miembros se vcen obligados a abandonarlos y todos sabemos que se pierde información y detalles en esos relevos que te pueden jugar una mala pasada. Como siempre, esperaremos a ver si nos podemos apañar así, si no pasa nada y funciona como está, lo dejamos así. y si pasa algo, ya lo arreglaremos.

Civiles NO, que esos no se callan.
Responder citando mensaje
  #5  
Viejo 1/Oct/06, 21:09
barrelo0
Visitante
 
Localización: MADRID
Mensajes: n/a
Predeterminado Seguridad Colectiva y Defensa Nacional

El Ministerio de Defensa reforma el espionaje militar y concede más poderes al nuevo Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas

La reforma supone una verdadera «revolución» en los usos y costumbres de los Cuarteles Generales de Tierra, Mar y Aire

Las Divisiones de Inteligencia de los tres Cuarteles Generales (Tierra, Armada y Aire) dejarán de recopilar y explotar la información de carácter estratégico que hasta ahora venían realizando sobre aspectos militares, políticos, diplomáticos y sociales en todo el mundo, en beneficio del nuevo Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas (Cifas).

La reforma del espionaje militar era la asignatura pendiente después de la creación del CNI

La reforma del espionaje militar era la asignatura pendiente después de la creación del CNI y supone una verdadera «revolución» en los usos y costumbres de los tres Cuarteles Generales. Sus respectivos jefes de Estado Mayor se resisten a perder los recursos humanos, materiales y económicos que hasta ahora se destinaban a las Divisiones de Inteligencia, y que les permite materializar cada día el principio de que «información es poder».

Los cambios que Trillo negocia con el portavoz de Defensa del PSOE, Jordi Marsal, reducen sensiblemente las competencias de los jefes de Estados Mayor en los aspectos de inteligencia y «concentra en una sola mano» la coordinación de los diferentes servicios, que caerán ahora bajo la responsabilidad de Jorge Dezcallar, director del CNI (antiguo Cesid).

La «inteligencia estratégica», que ahora abandonan las Divisiones de Inteligencia de los Cuarteles Generales en beneficio del Cifas, se define como «toda aquella información que responde a los requerimientos de los Gobiernos Nacionales para tener una visión global de los asuntos políticos, económicos, diplomáticos y militares». Un ejemplo sería cómo la previsible intervención norteamericana en Irak puede cambiar el mapa del suministro de petroleo mundial procedente del Golfo Pérsico y sus consecuencias en los mercados económicos.

Los cambios reducen sensiblemente las competencias de los jefes de Estados Mayor en los aspectos de inteligencia
El nuevo Cifas, que es un servicio de nivel departamental pues informa al ministro de Defensa a través del Jefe del Estado Mayor de la Defensa, asumirá la inteligencia operativa y estratégica de carácter militar. El director del CNI se encargará de coordinarla con la inteligencia de nivel nacional que elabora su propio servicio para el presidente del Gobierno.

Con ello se pretende unir y coordinar esfuerzos para mejorar la capacidad del Ejecutivo a la hora de afrontar problemas que afecten los intereses de España, así como preveerlos.

Los Cuarteles Generales sólo se dedicarán a «inteligencia táctica», que según la definición de la OTAN, «es la requerida por los mandos para el planeamiento y dirección de las operaciones de combate». Por ejemplo, todo lo que el ejército propio debe saber para conquistar una cadena montañosa tomada por el enemigo.

Además, estas divisiones seguirán ocupándose de las tareas comúnmente denominadas de «contrainteligencia», que engloban desde la moral de los cuadros de mando y la tropa o la drogadicción hasta la seguridad de las instalaciones militares.

Fuente: La Razón
Responder citando mensaje
  #6  
Viejo 2/Oct/06, 11:11
barrelo0
Visitante
 
Localización: MADRID
Mensajes: n/a
Predeterminado ProtecciÓn Personal

INDICE
[Principal] [Chuletas electrónicas ( Auriculares invisibles e inalámbricos )] [Pinganillos, apuntadores para teatro y televisión] [Pinganillo para escoltas] [Telefono espia] [Mini cámaras espía] [Ganzúas] [Micrófono espía para contra espionaje y seguridad] [Contramedidas, detectores de micrófonos y escuchas] [Localizacion de vehiculos por satelite] [Escuchas telefonicas y grabadoras telefónicas] [Grabación telefónica, grabadora telefonica] [Trabajos por encargo] [Nuestra empresa] [Auricular espía] [Como comprar] [Preparar conferencias y comparecencias] [INDICE] [Defensa personal, armas o pistolas eléctricas] [Franquicias]

Alquiler de pinganillo auricular espia Alquiler de pinganillos auriculares espia Alquiler pinganillo auricular espia Pinganillo Pinganillo

En el mundo de la seguridad y el espionaje defensivo es importante una tienda espia, en nuestra tienda espia puede comprar equipos espia o sistemas espia , asegure sus espaldas con nuestros dispositivos espia

Micrófonos espía Micrófonos espías en banda segura Pinganillo Pinganillos, apuntadores Audifono invisible Audifonos invisibles


A continuación le presentamos nuestros sistemas espia para investigación , seguridad y proteccion personal


Teléfono móvil de atención permanente 606-975242


Seleccione lo que desea

Chuletas electrónicas (Prohibido por el fabricante el uso para copiar en exámenes) Este equipo puede llegar a ser imprescindible en sus negociaciones



Cámaras miniatura (para ver sin ser visto)

Micrófonos espías Escuchas telefónicas Pinganillo Pinganillos Micrófono espía Pinganillos Tienda espía del espia Micrófono espía

Escuchas ambientales ( Para escuchar una habitación)

Si no tiene tiempo de consultar nuestra web, o desea una atención inmediata, llamenos al telef. Movil de atención permanente ( 24 horas ) 606-975242, tenemos la solución más sencilla a su necesidad

Escuchas telefónicas (Para controlar una línea telefónica)


Micrófonos espía Cámara espía Cámaras espías Cámaras espía

Herramientas de apertura - ganzúas


Defensa personal y cambiadores de voz (Para defenderse de algún animal)

No dude en consultarnos:

Si desea una atención inmediata, llamenos al telef. Movil de atención permanente ( 24 horas ) 606-975242, tenemos la solución más sencilla a su necesidad

Teléfono móvil de atención permanente

606-975242

Fax

976-736260

E. MAIL


íIdentificación según LLSICE (Nueva ley para el comercio por internet)


Distribuidores autorizados de la firma:

Nuestros equipos se fabrican y venden para su uso incorporados a sistemas de seguridad controlando sus propiedades y para prevención de robos y cualquier tipo de exceso a su costa, el uso de estos equipos para el espionaje a otras personas esta terminantemente prohibido
Responder citando mensaje
  #7  
Viejo 13/Oct/06, 18:06
barrelo0
Visitante
 
Localización: MADRID
Mensajes: n/a
Predeterminado Defensa planea crear una agencia militar de espionaje para apoyar al ejército

El Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas seguirá el modelo de la DIA norteamericana

MIGUEL GONZÁLEZ, Madrid

El Ministerio de Defensa se propone crear un Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas que dirija y centralice la información de interés militar que ahora se canaliza a través de las segundas divisiones de los cuarteles generales de los tres ejércitos y del servicio secreto Cesid. La creación de una agencia española de espionaje militar, siguiendo el modelo de la estadounidense DIA, se justifica por la necesidad de apoyar en sus funciones al mando operativo y conjunto de las Fuerzas Armadas. El nuevo centro dependerá del jefe del Estado Mayor de la Defensa.

La creciente importancia de la información en el planeamiento y la ejecución de las operaciones de los ejércitos, especialmente las que se realizan lejos de las fronteras, es el principal argumento esgrimido para crear este nuevo centro de espionaje específicamente militar. Según el proyecto, no se trata sólo de centralizar toda la información de interés para la Defensa, sino también de fijar las directrices y asignar los recursos hacia las zonas y los asuntos prioritarios.

Las fuentes de las que se obtiene la información de interés militar son muy variadas. En primer lugar, están las imágenes captadas por los satélites de observación. España, junto con Francia e Italia, participa en el programa Helios 1 y está estudiando si se suma al Helios 2 o lanza un programa de satélites espía exclusivamente nacional.

El programa Santiago, en fase de implantación, se dedica a captar información sobre el espacio radioeléctrico susceptible de ser explotada para la guerra electrónica mediante el recurso a medidas activas o pasivas.

A ello hay que sumar los datos que facilita el Centro Superior de Información para la Defensa (Cesid), el principal servicio de inteligencia del Estado; los que suministran las organizaciones militares a las que pertenece España (la OTAN y la UEO); los que con carácter bilateral proporcionan otros países aliados, y, por último, los que envían los agregados militares acreditados en la mayoría de las embajadas españolas.

El Estado Mayor de la Defensa es el responsable de explotar los programas Helios y Santiago y su división de inteligencia recaba la información que obtienen los tres ejércitos, aunque a menudo ésta no fluye con la rapidez e intensidad necesarias. Para subsanar este problema se ha puesto en marcha el Sistema de Inteligencia Conjunto de las Fuerzas Armadas, que conecta ya los cuarteles generales de los tres ejércitos.

Pero esta comunicación no basta, agregan las mismas fuentes, teniendo en cuenta que, en caso de crisis o conflicto, y también en las operaciones de paz en el extranjero, el mando operativo corresponde al jefe del Estado Mayor de la Defensa, en la actualidad el general del Aire Santiago Valderas, quien debe disponer de toda la información en tiempo real para adoptar sus decisiones.

El objetivo es potenciar la actual célula de inteligencia del Estado Mayor de la Defensa para convertirla en el embrión del nuevo centro. Su creación responde a la misma filosofía de avanzar hacia los órganos de acción conjunta que alumbró la nueva Escuela Superior de las Fuerzas Armadas, en sustitución de las escuelas superiores de los tres ejércitos.
El nuevo Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas deberá facilitar, además, la relación y el intercambio de información con las agencias homólogas de países aliados, como la estadounidense DIA (Agencia de Inteligencia de la Defensa), dependiente del Pentágono.

Según el proyecto, la nueva agencia de espionaje no se limitará a la información de carácter táctico o estratégico, que facilita la conducción de las operaciones militares, sino que deberá alertar sobre aquellas situaciones susceptibles de evolucionar hacia crisis en las que puedan verse envueltas las Fuerzas Armadas españolas.
Este cometido entra de lleno en las competencias del Cesid, que a través de su red en el exterior se ocupa preferentemente de ello. El futuro del principal servicio de información del Estado constituye una incógnita.

El programa con el que el PP concurrió a las pasadas elecciones se limita a abogar por "la modernización de las estructuras del Cesid". Se ha suprimido toda alusión a la promesa, contenida en el de 1996, de "acometer por ley una profunda reforma de los servicios de información".

La creación del Centro de Inteligencia de las Fuerzas Armadas supone, en cierto modo, una vuelta a la situación prevista al nacimiento del Cesid. El servicio secreto lo fundó en 1977 el general Gutiérrez Mellado unificando el Seded, el centro de espionaje político de Carrero Blanco, y el servicio de información del Alto Estado Mayor, equivalente al actual Estado Mayor de la Defensa.
Responder citando mensaje
  #8  
Viejo 13/Nov/06, 17:05
barrelo0
Visitante
 
Localización: MADRID
Mensajes: n/a
Predeterminado Militartes EspaÑoles Han Matado MÁs De 200 Iraquies

Militares españoles reconocen haber matado a más de doscientas personas en la ocupación de Iraq

9 de octubre de 2006.

La presencia de los soldaditos españoles en Iraq no fue una misión de paz, sino de guerra, en la que los enfrentamientos a la defensiva contra los resistentes iraquíes se saldaron con más de doscientas bajas entre estos últimos, según reconocen los mandos militares españoles. El detalle de los combates que se libraron en Diwaniya y Nayaf se narra por primera vez en el libro Y al final, la guerra, del militar profesional e historiador Luis Miguel Francisco Iglesias, en colaboración con el escritor Lorenzo Silva.
El Confidencial/ inSurGente.- El libro ha salido hoy martes a la venta en las librerías de todo el reino borbónico e incluye doscientas fotografías. Se trata de un elaborado trabajo periodístico sobre el "vacío de conocimiento” de la opinión pública acerca de lo ocurrido en Iraq.
Las escaramuzas bélicas se sucedieron diariamente desde finales de marzo de 2004 hasta mediados de mayo de dicho año. Incluso, en la retirada de las tropas españolas por orden del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, se registraron, al menos, ocho muertos del ejército del Mahdi.
Narrado en un tono ágil y directo, con testimonios en primera persona de algunos soldados del Ejército de las Españas, el volumen no llega a precisar la cifra exacta de muertos y heridos iraquíes. Pero, más allá de los doscientos reconocidos oficialmente por los oficiales españoles, Francisco Iglesias ha explicado que “después de haber hablado con más de cien protagonistas directos tengo la impresión de que fueron muchos más”.
Sobre el número de muertos iraquíes en los enfrentamientos con las tropas españolas, el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general de Ejército Félix Sanz Roldán, sostiene que “sólo podemos dar la cifra de aquellos de los que tenemos constancia porque los recogimos nosotros, y no fueron más de doce”. Pero reconoce que pudieron ser muchos más, ya que la mayor parte de los atacantes muertos o heridos eran rescatados por el enemigo.
Y al final, la guerra, con el subtítulo La aventura de las tropas españolas en Iraq, sale hoy a la calle en una edición revisada por el general Fulgencio Coll, que mandó la Brigada Plus Ultra II en Iraq y dirigió la retirada.
Responder citando mensaje
  #9  
Viejo 13/Nov/06, 19:07
barrelo0
Visitante
 
Localización: MADRID
Mensajes: n/a
Predeterminado FÁbrica De Armas QuÍmicas La MaraÑosa, Madrid.

1. HISTORIA DE LA FÁBRICA DE ARMAS QUÍMICAS DE LA MARAÑOSA

La fábrica de La Marañosa fue creada en 1923 para producir armas químicas que se usarían contra la población civil del Rif en la guerra de Marruecos. El ejército español fue el primero del mundo en usar armas químicas contra población civil. Los siguientes textos tienen abundante información
al respecto (la negrita es nuestra).

“El modo en que el ejército español se hizo con un importante arsenal de armamento químico exigió altas dosis de secretismo, so pena de exponer a la monarquía alfonsina a las críticas de los numerosos sectores descontentos. En sintonía con su imagen de “rey militar”, según el modelo prusiano, ya en
1918 el rey Alfonso XIII se había mostrado personalmente interesado por la adquisición de este tipo de armas en Alemania.

Fue en agosto de 1921, el año del desastre de Annual —en el que murieron unos 10.000 soldados españoles— cuando las negociaciones se agilizaron. Merced a un acuerdo secreto, en el que jugó un destacado papel el antiguo jefe del servicio alemán de guerra química, Von Stoltzenberg, Alemania
se comprometió a vender armamento químico sobrante de la Primera Guerra Mundial a España, así como a asesorar a sus autoridades militares en su fabricación. Todo ello, naturalmente, a espaldas del Comité Internacional creado en Versalles para fiscalizar el desarme alemán.

El fruto señero del contrato hispanogermano firmado en 1923 fue la construcción de una fábrica de armas químicas en La Marañosa, cerca de Madrid, en el actual término municipal de San Martín de La Vega, que sería bautizada como “la Fábrica Alfonso XIII” en deferencia a la afición del monarca por este tipo de armamento.

Los asesores alemanes concluyeron que el gas mostaza era la sustancia química idónea para bombardear las cabilas del Rif y de la Yebala, ya que además de sus efectos sobre la población, podía impregnar sus campos y sus escasos depósitos de agua. Durante los años siguientes La Marañosa llegó
a fabricar ingentes cantidades de este gas, lo que no fue óbice para que el gobierno español importara directamente bombas de Alemania. También fueron empleadas bombas de fosgeno y cloropicrina, lanzadas desde aviones y artillería terrestre. La campaña de bombardeos con gases tóxicos, que
se prolongaría hasta 1927, alcanzó su mayor intensidad en el período 1924-1926, durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera. La estrategia consistía en lanzar las bombas de gas en las áreas más pobladas y a las horas en las que más víctimas podían producir, de modo que el bombardeo de los
zocos de las aldeas se convirtió en una rutina.” (1)

“El Tratado de Versalles de 1919 ilegalizó toda manufactura, importación y uso de armas químicas por parte de Alemania, extendiendo asimismo la prohibición a todos los países signatarios, entre ellos España. Conscientes de la ilegitimidad e ilegalidad del recurso al gas tóxico contra los rebeldes
rifeños, los diversos libros, informes públicos, reportajes y crónicas periodísticas españolas sobre la guerra de los años veinte corrieron un tupido velo sobre el hecho, salvo unas pocas excepciones.

La novela Imán, del entonces bisoño autor Ramón J. Sender, verdadero alegato antimilitarista de la época, fue una de ellas. Sender volcó en el texto su experiencia vital como soldado de la campaña africana, entre 1922 y 1924, que incluyó el contacto de primera mano con el gas mostaza”. (2)

“... [España] no dudó en emplear masivamente las mismas [armas químicas] que ya los occidentales habían arrojado sobre los soldados en los frentes de la Primera Guerra Mundial. La triste novedad aportada por nuestro país fue su empleo indiscriminado y sistemático contra civiles, sobre mercados, arrasando pueblos, contaminando cultivos, matando ganado, envenenando ríos.” (3)
Responder citando mensaje
  #10  
Viejo 13/Nov/06, 22:10
barrelo0
Visitante
 
Localización: MADRID
Mensajes: n/a
Predeterminado Bush Justifica La Guerra De Irak Mediante Una CampaÑa MediÁtica

"Bush lanzó una campaña organizada de manipulación para justificar la guerra de Irak"

M’he quedao anonadaaaao al enterarme, Lunes,8 de mayo de 2006
Entrevista a Paul Pillar Responsable de la CIA para Oriente Próximo entre 2000 y 2005

Si hay un alto funcionario de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos que conoció los entresijos de los servicios de inteligencia en la guerra de Irak, ése hombre es Paul Pillar. Antiguo oficial del Ejército norteamericano en Vietnam, Pillar trabajó durante 28 años en la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de Estados Unidos.

Fue miembro y director adjunto, entre 1993 y 1999, del Centro Contraterrorista, un organismo creado en 1986 dentro de la agencia bajo el mando directo del director con el ojeto de dirigir, prevenir, desarticular y derrotar a los terroristas con información de todos los servicios de inteligencia del país y en colaboración con agencias extranjeras. En el año 2000.fue nombrado funcionario de inteligencia nacional a cargo de Oriente Próximo y Sur de Asia, donde llegó a ser el principal analista de la CIA en contraterrorismo hasta su retiro, en 2005.

"La Administración de Bush lanzó una campaña organizada de manipulación para justificar la decisión ya adoptada por razones políticas de ir a la guerra de Irak. Ni las armas de destrucción masiva ni los inexistentes vínculos entre Sadam Husein y Al Qaeda fueron los motivos reales de la guerra", afirma Pillar, por cuyas manos pasaron los principales informes secretos sobre Irak en su calidad de coordinador de los trabajos.

Pillar no dudó tras conocer el atentado del 11-M en España. "Fue un atentado clásico de la yihad islámica. Puedes encontrar los vínculos circunstanciales que quieras entre grupos terroristas, pero no conozco pruebas serias de cooperación entre ETA y Al Qaeda, como no las hubo entre Sadam y Bin Laden". Pillar, profesor de estudios de seguridad en la Georgetown University, concedió una amplia entrevista a EL PAIS en su despacho. He aquí el diálogo.

Pregunta: El 11 de marzo de 2004, usted era responsable en la CIA de Oriente Próximo y Sur de Asia. ¿Qué pensó cuando conoció la noticia de los atentados en Madrid?

Respuesta: Primero de todo, no en ETA. He seguido especialmente el terrorismo de ETA mientras era miembro del Centro Contraterrorista. Y me hubiese sorprendido mucho que los ataques del 11-M fueran obra suya y mucho menos, claro, que hubiesen sido el resultado de los yihadistas islámicos. Mire, yo trabajé en contraterrorismo durante la mayor parte de los años noventa, actividad del Centro Contraterrorista, donde fui responsable de análisis durante varios años y director adjunto de todo el centro. Y el ataque de Madrid no me sorprendió porque era exactamente el tipo de ataque yihadista contra un objetivo occidental. No era un ataque necesariamente ordenado por Osama Bin Laden o Ayman Al Zawahiri, desde una cueva del sur de Asia, sino una expresión de lo que siempre ha sido un movimiento descentralizado. Las razones para hacer de España en particular un blanco tampoco me sorprendieron. El deseo del Gobierno de José María Aznar de quedar bien con la Administración de Bush en Estados Unidos, la guerra de Irak, fueron las razones, claro está, aunque también pudieron influir razones históricas, como la pérdida de Al Andalus...

P: En algún momento pensó que los ataques podían ser el producto de una colaboración entre el terrorismo fundamentalista islámico y ETA?

R: No he visto ninguna evidencia de ello. Para mi los ataques tenían una clara filiación yihadista. Nunca puedes excluir contactos entre las organizaciones terroristas, pero no he tenido ninguna prueba sobre ello. En el sombrío mundo del terrorismo internacional se puede llegar a afirmar que prácticamente cada grupo terrorista puede ser vinculado a otro si se pone el esfuerzo necesario a la hora de encontrar pruebas de contactos casuales, experiencias. Incluso los datos más elementales y circunstanciales pueden ser presentados como una prueba de una pretendida relación entre grupos terroristas, ignorando la cuestión relevante de si un Estado apoya a un determinado grupo terrorista y el hecho de que las relaciones pueden ser competitivas, desconfiadas antes que de colaboración. La Administración de Bush demostró una voracidad tremenda en que se presentasen vínculos entre Sadam Husein y Al Qaeda y Bin Laden. Pero no los había.

Guerra de Irak

P: Por qué existe resistencia a concluir que la Administración de Bush mintió al pueblo norteamericano en las razones de la guerra de Irak?

R: En lo que se refiere a las armas de destrucción masiva que podía poseer Irak, había una percepción errónea generalizada en los servicios de inteligencia de EE UU, el Reino Unido, y otros, de que Irak poseía algunas de ellas. Estábamos equivocados. Y lo que dijeron el presidente George W. Bush y el primer ministro británico Tony Blair formó parte de ello. Ahora, otra cosa es cuando entras en el tema de las conexiones terroristas entre Sadam Husein y Bin Laden cuando las cosas, definitivamente, son flagrantes. Todavía me incómodo usando la palabra mentira Estaría conforme con ella solo en referencia a una afirmación concreta dicha por alguien que en el momento de decirla sabía que era falsa. Y esto vale también para los argumentos en favor de la guerra. No es tanto que tal o cual razón era equivocada. Es el mensaje más amplio, el intento de transmitir la impresión de que había una alianza terrorista entre Irak y Al Qaeda, lo que no era el caso. Y tampoco es que la comunidad de inteligencia afirmaba la existencia de esos lazos. Me he preguntado cientos de veces: ¿Es esto engañar? Sí, lo es. ¿Es esto enviar un mensaje utilizando parcialmente lo que tus expertos te han dicho? Sí. Supongo que bajo ciertas definiciones, puedes llamar a esto una mentira. Yo preferiría usar esta palabra para una afirmación precisa y concreta.

P: Lo que usted describe es una campaña organizada de manipulación del pueblo norteamericano ¿lo comparte?

R: Sí, por supuesto. Fue una campaña organizada de manipulación.

P: El vicepresidente Dick Cheney, por ejemplo, visitó muchas veces el cuartel general de la CIA en Langley, Virginia, en busca de datos para justificar lo que ya había decidido de antemano, ¿no?.

R: Sí. No estuve personalmente involucrado en estas reuniones. Pero no tengo inconveniente en subrayar que esas reuniones fueron relevantes. Altos cargos de la Administración volvían una y otra vez a la comunidad de inteligencia y decían: "Miren esto otra vez, busquen, tiene que haber más datos sobre la relación Irak y Al Qaeda". Este era el negociado del vicepresidente Dick Cheney. No era que Cheney u otros altos cargos te doblaban la mano y te decían "cambia tu punto de vista". Cuando alguien de su nivel vuelve muchas veces a tus oficinas y te sugiere que trabajes más, mirátelo una vez más, el mensaje es clarísimo.

P: En el llamado memorándum de Downing Street, sede del gobierno británico, se registra la reunión del 23 de julio de 2002 de asesores y ministros con Tony Blair se dice que habiendo sido tomada la decisión de ir a la guerra "la inteligencia y los hechos deben arreglarse en relación con esa decisión". Eso fue casi un año antes de la invasión de Irak, ¿Está de acuerdo?

R: Sí, claro, la decisión fue adoptada a primeros de 2002. Me ha llamado la atención un documento filtrado recientemente en el que se transcribe una reunión entre Bush y Blair el 31 de enero de 2003. Bush dice allí que estaba pensando en enviar a Irak aviones norteamericanos pintados con los colores de Naciones Unidas para ver si Sadam daba orden de atacarles y así considerar que estaba en violación material de las resoluciones para que el Consejo de Seguridad respaldara la guerra. Esto me recordó que hace casi cuarenta y dos años, en agosto de 1964, una manipulación de inteligencia en torno a un presunto ataque en el Golfo de Tonkín fue utilizado por el presidente Lyndon B. Johnson para justificar la escalada bélica en Vietnam. Pero, bueno, en lo esencial, estos documentos británicos confirman que la decisión de ir a la guerra se adoptó primero y que luego se buscó la justificación.
Responder citando mensaje
Respuesta