Anti Pop-ups y Antivirus gratis: descárgate la barraHaz de HispaVista tu página de inicio
Buscar en Internet:
Recomendados:
Otra mentira peruana: El mito de Petit Thouars

Hispavista Foros

» antichileno » Otra mentira peruana: El mito de Petit Thouars

Ayuda Nuevo usuario
Usuario:      Clave:
Buscar en los Foros: Búsqueda avanzada


Respuesta
 
Herramientas Visualización
  #1  
Viejo 2/May/09, 21:09
caesear
Visitante
 
Mensajes: n/a
Predeterminado Otra mentira peruana: El mito de Petit Thouars

Uno de los mitos más burdos e infundados del Perú, pero que aparece incorporado a su historiografía oficial, es el de una supuesta intervención del almirante francés Abel Bergasse du Petit Thouars en favor de Lima para salvarla del pretendido salvajismo chileno, que se habría demostrado, según el folclore peruano, en los antes descritos episodios de Chorrillos y Miraflores.

Según esta historia -que no es Historia- Petit Thouars habría dispuesto todos los navíos franceses anclados en el Callao para atacar a las fuerzas chilenas en caso de que los "mapochinos" cometiesen excesos y tropelías contra la capital peruana. El autor Vargas Ugarte llega a aseverar que "advirtió al general Baquedano que, de no ser respetada la ciudad y sus pobladores, los cañones de sus naves romperían los fuegos contra los barcos chilenos”.

La leyenda peruana de Petit Thouars parece corresponder en realidad a treta destinada a minimizar o macular el triunfo chileno que hizo caer pacíficamente a Lima y que abriera una herida en el alma peruana que nunca ha cerrado por la insistencia del revanchismo. De hecho, es fácil verificar con la literatura disponible, que este mito parece tener origen en tergiversaciones de informes presentados por el cronista italiano Tomás Cavaino, reinterpretados por autores peruanos como Mariano Felipe Paz Soldán.

Desde poco antes de la batalla de Chorrillos, cuando parecía inminente el destino de la capital peruana, el almirante inglés Frederick H. Stirling dio instrucciones al antes citado capitán de fragata Acland, de que, si los chilenos destruían la ciudad y atacaban propiedades privadas de extranjeros, protestara enérgicamente.

Como dijimos, esta preocupación de parte de los representantes extranjeros -a juicio de los autores peruanos- se debería a la violencia que, supuestamente, habían demostrado los chilenos. Sin embargo, Stirling -que conocía bien el historial del Ejército de Chile llevado hasta ese momento- agrega en su nota:

"Dada la disciplina del Ejército chileno y la manera en que hasta el momento ha respetado la propiedad privada y neutral, esperamos que, así como en el pesado, en el futuro no ocurra destrucción desenfrenada"

Petit Thouars también tenían inquietudes similares, particularmente por el hecho de que la toma de Lima trajera como consecuencia atropellos al derecho de propiedad de sus compatriotas, ya sea en manos de chilenos o en manos de las chusmas limeñas, como efectivamente sucedió, según veremos más abajo. Sin embargo, la opinión en general favorable de Petit Thouars para con los chilenos, resultaba muy parecida a la Stirling y lejos de la que los autores peruanos le atribuyen:

"Desde el comienzo de las hostilidades los chilenos han cometido excesos, pero son comparativamente más disciplinados, sus jefes tienen un deseo incontestable que concuerda con su interés de no suscitar reclamaciones a los neutrales".

Una tercera autoridad extranjera, el italiano Sabrano, también tenía similares temores. Por este motivo, junto a Petit Thouars y Stirling, estos jefes extranjeros tomaron medidas preventivas en el Callao, con el propósito de proteger a sus respectivos paisanos.

De alguna manera, puede haber influido en esta predisposición el intervencionismo de Francia, Inglaterra e Italia que iba a tener lugar en esta etapa de la guerra, para resguardar los intereses comerciales internacionales sobre Tarapacá, amenazados con la posibilidad de que el territorio fuese incorporado a Chile como indemnización de guerra. El punto es que, en noviembre de 1880, sus diplomáticos presentaron al respecto un proyecto ante el gobierno de Chile.

Después de Chorillos, se realizó en la residencia del embajador alemán en Lima, una reunión de representantes del cuerpo diplomático internacional.

Asistieron a este encuentro el embajador inglés Spencer Saint John, el francés M. de Vorges y el salvadoreño Jorge Tezanos Pinto. Tenían la intención de impedir la caída de la capital con el consecuente baño de sangre que implicaría, por lo que se dirigieron a hablar con Piérola en Miraflores, para convencerlo de firmar la paz, situación que, como vimos, sólo fue aprovechada por el caudillo para intentar sacar ventajas.

Por otro lado, Saint John, que fue un actor protagonista en estas negociaciones, apreciaba los gestos chilenos de haber devuelto prisioneros, sentimiento que los peruanos castigaron con un odio visceral hacia su persona.

El día 15, la legación británica fue escenario de otra reunión, esta vez entre los diplomáticos y los jefes navales británicos, acompañados de otras autoridades extranjeras. En la ocasión, Stirling declaró que había comunicado a los jefes chilenos que "cuando entraran a Lima, si ellos atacaban a las legaciones o a los neutrales en general, él habría de capturar y hundirles la flota".

En un papel mucho más secundario que el asignado por los autores peruanos, Petit Thouars adhirió a la idea del marino inglés, agregando que si se veían involucradas propiedades o ciudadanos extranjeros en los hechos, harían "sentir que nosotros en caso necesario les cortaríamos la retirada de su ejército destruyendo su marina".

Todos estos datos están disponibles en el trabajo de Celia Wu Brading, titulado "Testimonios Británicos de la Ocupación Chilena de Lima".

Al terminar el encuentro, los representantes Saint John, Vorges y Tezanos partieron a reunirse con los jefes militares chilenos Baquedano y Vergara, para solicitar garantías totales para sus compatriotas en Miraflores y Lima.

Saint John tenía especial temor de que pudiese repetirse la destrucción observada en Chorrillos, según informaría más tarde al Foreign Office, en nota del 22 de enero de 1881. Baquedano garantizó poder cumplir con esto, siempre y cuando Lima no fuese convertida en campo de batalla, situación ante la cual sería imposible prometer completa integridad para nadie ni nada, precisamente recodando lo ocurrido en Chorrillos.

Su palabra bastó para convencerlos, y más tarde al representante italiano, que informó a su gobierno que los representantes extranjeros habían advertido a Baquedano de que, ante abusos injustificados, se darían "instrucciones de proveer a la salvación de los neutrales con todos los medios de que pudiesen disponer".

Es difícil suponer qué clase de megalomanía o egocentrismo ha llevado a los manuales escolares peruanos a dar por hecho que estas medidas tenían por objeto dar protección a los nativos limeños, cuando se advierte claramente que el interés de los europeos se limitaba a cuidar la integridad de sus muchos ciudadanos residentes en Lima, de dar garantías "a los neutrales en general" y procurar "la salvación de los neutrales", según las palabras textuales de los protagonistas.
Responder citando mensaje
  #2  
Viejo 2/May/09, 21:09
caesear
Visitante
 
Mensajes: n/a
Predeterminado

Menos claro aún resulta la idea de haberle adjudicado a Petit Thouars esta supuesta intervención a su favor, cuando hemos visto que fue concebida en realidad por el británico Stirling, pudiendo especularse que la transposición se debería a la necesidad de los autores peruanos de presentar eternamente a los ingleses como autores intelectuales de la guerra detrás del enemigo chileno, en otro de sus más extendidos mitos.

De hecho, las relaciones entre el gobierno peruano y la diplomacia francesa no tenían nada de amistoso (reduciéndose únicamente a los fuertes intereses de Francia los negocios de explotación guanera en Tarapacá) especialmente después del incidente del 13 de enero de 1881, cuando su legación fue asaltada por policías peruanos que buscaban allí al ex ministro Riva-Agüero, acusado de traición, a pesar de que el embajador Vorges había advertido al Presidente Calderón que allí no estaba. El grave suceso estuvo a punto de terminar en ruptura diplomática.

Hay también otro punto importantísimo que no es considerado entre los autores peruanos: que la amenaza contra cualquier exceso hacia ciudadanos y propiedades, aun suponiendo que la restricción no fuese sólo contra los bienes y ciudadanos neutrales, no podría tener como efecto el despliegue de una capacidad militar capaz de impedir realmente estas tropelías, pues las flotas extranjeras en el Callao eran en su mayoría barcos de bajo fuego destacados sólo para actividades veedoras y pacíficas, en calidad de neutrales, precisamente.

Salvo por el "Victorieuse" francés, ninguno estaba a la altura del "Blanco Encalada" o del "Cochrane" chilenos, o del ya incorporado "Huáscar", por lo que difícilmente hubiesen tenido posibilidades reales de hundir la flota chilena. De hecho, Saint Johns reconoce que Baquedano había informado a todos los neutrales, después de Miraflores y en el período de la supuesta intervención de Petit Thouars, que bombardearía Lima si ésta no se rendía incondicionalmente, pues estaba decidido a castigar y no soportar más acciones arteras y traicioneras como la ruptura del cese de fuego.

La amenaza europea, por lo tanto, era más bien por las consecuencias diplomáticas que un incidente de estas características pudiese tener para Chile en el concierto internacional, más no para impedir realmente la destrucción de Lima, en el delirante supuesto peruano. Sergio Villalobos asegura incluso que pudo tratarse sólo de "bravatas e impulsos de la paranoia arrogante, característica de los hombres de armas y de los europeos frente a naciones débiles".

El origen del mito estaría ligado especialmente a un relato del italiano Cavaino, aparecido en su obra "Historia de la Guerrra de América", como hemos dicho. Según informa allí (en un libro que escribe contratado por el Gobierno del Perú) tras la reunión en que Baquedano decide la toma de Lima, los representantes de países neutrales exigieron que no se dañara la ciudad como la garantía de derechos de los extranjeros allí residentes, amenazando con bombardear la flota chilena.

Sin embargo, a la hora de verificar el origen de cuento, el mismo autor agrega estarse basando en rumores que corrían por Lima, ¡seis meses después de ser tomada por los chilenos!:

"...quizás no existirá documento alguno oficial, que refiera genuinamente estas negociaciones; pero era voz pública en Lima, cuando nosotros estuvimos allí en julio de 1881, y nos fue confirmado por personas que podía saberlo... Como es natural, sin garantizar semejante noticia, nosotros la referimos como es, como una simple voz corrida en el público, del cual recogimos sin titubear, por los muchos visos de verdad que nos pareció descubrir en ella, porque se halla admirablemente de acuerdo con las muy significativas palabras, con las cuales el ministro de Italia en Lima concluía la nota oficial en la que informaba a su gobierno de tales hechos; y que dice así:

"Resulta de esta sucinta relación, que la salvación de esta capital se debe únicamente a la intervención del cuerpo diplomático"."


Ahora bien, ¿de dónde surgió este rumor, que Cavaino creyó de tan buena gana?. Parte de la respuesta la encontramos más tarde, en enero de 1882, cuando Petit Thouars recibió de la organización de Señoras de Lima, una carta que suponían que su intervención había salvado la ciudad de la ferocidad "mapochina", haciéndole llegar el "elocuente testimonio de nuestro vivo reconocimiento por vuestros nobilísimos esfuerzos, mediante los cuales librásteis a esta ciudad de la saña de nuestros enemigos".

El orgulloso francés respondió en febrero siguiente, desde Toulon, pero jamás corrigió estas ideas imprecisas de sus admiradoras limeñas ni aclaró el carácter real de su participación en las medidas iniciadas por Stirling, dando argumentos al mito peruano de su heroico servicio.

Lo curioso es que las mismas Señoras de Lima habían otorgado en 1881 una medalla a los miembros de la guardia urbana extranjera que se organizaron para detener a los propios peruanos en el saqueo de la ciudad luego de que Piérola escapara hacia las sierras, hasta que la ocupación chilena de Lima puso el esperado orden lejos de constituirse en la pretendida "amenaza" para la ciudad.

Narrando estos hechos, el autor Ismael Portal declara que el francés declaró a la religiosa Herasie Paget, superiora de la Congregación de los Sagrados Corazones y compatriota suya, en tono de superhéroe:

“Madre, vengo a salvarla, a salvar este centro, esta ciudad, esta tierra que tanto amo”.

Otras apasionadas ediciones del diario "El Comercio" de mayo de 1931 terminaron de cristalizar el mito, pero dejando en evidencia que amplios sectores de la intelectualidad no estaban para nada con los laureles que se recordaba el nombre del marino francés. Hasta un monumento le fue erigido en Lima, como muestra de gratitud a este episodio.

Veremos, sin embargo, que serían los mismos representantes extranjeros los que, vergonzosamente, se vieron entonces en la necesidad de dar marcha atrás y solicitar a los propios chilenos la salvación de Lima

(mis saludos a "loco chile", de quien he tomado este parrafo)




Cita:
Escrito por caesear
(segunda parte).
Responder citando mensaje
  #3  
Viejo 2/May/09, 21:09
PROPAGANDAYATAQUE
Usuario activo
 
Fecha de ingreso: 26/Mar/09
Mensajes: 377
Predeterminado

Cita:
Escrito por caesear
Menos claro aún resulta la idea de haberle adjudicado a Petit Thouars esta supuesta intervención a su favor, cuando hemos visto que fue concebida en realidad por el británico Stirling, pudiendo especularse que la transposición se debería a la necesidad de los autores peruanos de presentar eternamente a los ingleses como autores intelectuales de la guerra detrás del enemigo chileno, en otro de sus más extendidos mitos.

De hecho, las relaciones entre el gobierno peruano y la diplomacia francesa no tenían nada de amistoso (reduciéndose únicamente a los fuertes intereses de Francia los negocios de explotación guanera en Tarapacá) especialmente después del incidente del 13 de enero de 1881, cuando su legación fue asaltada por policías peruanos que buscaban allí al ex ministro Riva-Agüero, acusado de traición, a pesar de que el embajador Vorges había advertido al Presidente Calderón que allí no estaba. El grave suceso estuvo a punto de terminar en ruptura diplomática.

Hay también otro punto importantísimo que no es considerado entre los autores peruanos: que la amenaza contra cualquier exceso hacia ciudadanos y propiedades, aun suponiendo que la restricción no fuese sólo contra los bienes y ciudadanos neutrales, no podría tener como efecto el despliegue de una capacidad militar capaz de impedir realmente estas tropelías, pues las flotas extranjeras en el Callao eran en su mayoría barcos de bajo fuego destacados sólo para actividades veedoras y pacíficas, en calidad de neutrales, precisamente.

Salvo por el "Victorieuse" francés, ninguno estaba a la altura del "Blanco Encalada" o del "Cochrane" chilenos, o del ya incorporado "Huáscar", por lo que difícilmente hubiesen tenido posibilidades reales de hundir la flota chilena. De hecho, Saint Johns reconoce que Baquedano había informado a todos los neutrales, después de Miraflores y en el período de la supuesta intervención de Petit Thouars, que bombardearía Lima si ésta no se rendía incondicionalmente, pues estaba decidido a castigar y no soportar más acciones arteras y traicioneras como la ruptura del cese de fuego.

La amenaza europea, por lo tanto, era más bien por las consecuencias diplomáticas que un incidente de estas características pudiese tener para Chile en el concierto internacional, más no para impedir realmente la destrucción de Lima, en el delirante supuesto peruano. Sergio Villalobos asegura incluso que pudo tratarse sólo de "bravatas e impulsos de la paranoia arrogante, característica de los hombres de armas y de los europeos frente a naciones débiles".

El origen del mito estaría ligado especialmente a un relato del italiano Cavaino, aparecido en su obra "Historia de la Guerrra de América", como hemos dicho. Según informa allí (en un libro que escribe contratado por el Gobierno del Perú) tras la reunión en que Baquedano decide la toma de Lima, los representantes de países neutrales exigieron que no se dañara la ciudad como la garantía de derechos de los extranjeros allí residentes, amenazando con bombardear la flota chilena.

Sin embargo, a la hora de verificar el origen de cuento, el mismo autor agrega estarse basando en rumores que corrían por Lima, ¡seis meses después de ser tomada por los chilenos!:

"...quizás no existirá documento alguno oficial, que refiera genuinamente estas negociaciones; pero era voz pública en Lima, cuando nosotros estuvimos allí en julio de 1881, y nos fue confirmado por personas que podía saberlo... Como es natural, sin garantizar semejante noticia, nosotros la referimos como es, como una simple voz corrida en el público, del cual recogimos sin titubear, por los muchos visos de verdad que nos pareció descubrir en ella, porque se halla admirablemente de acuerdo con las muy significativas palabras, con las cuales el ministro de Italia en Lima concluía la nota oficial en la que informaba a su gobierno de tales hechos; y que dice así:

"Resulta de esta sucinta relación, que la salvación de esta capital se debe únicamente a la intervención del cuerpo diplomático"."


Ahora bien, ¿de dónde surgió este rumor, que Cavaino creyó de tan buena gana?. Parte de la respuesta la encontramos más tarde, en enero de 1882, cuando Petit Thouars recibió de la organización de Señoras de Lima, una carta que suponían que su intervención había salvado la ciudad de la ferocidad "mapochina", haciéndole llegar el "elocuente testimonio de nuestro vivo reconocimiento por vuestros nobilísimos esfuerzos, mediante los cuales librásteis a esta ciudad de la saña de nuestros enemigos".

El orgulloso francés respondió en febrero siguiente, desde Toulon, pero jamás corrigió estas ideas imprecisas de sus admiradoras limeñas ni aclaró el carácter real de su participación en las medidas iniciadas por Stirling, dando argumentos al mito peruano de su heroico servicio.

Lo curioso es que las mismas Señoras de Lima habían otorgado en 1881 una medalla a los miembros de la guardia urbana extranjera que se organizaron para detener a los propios peruanos en el saqueo de la ciudad luego de que Piérola escapara hacia las sierras, hasta que la ocupación chilena de Lima puso el esperado orden lejos de constituirse en la pretendida "amenaza" para la ciudad.

Narrando estos hechos, el autor Ismael Portal declara que el francés declaró a la religiosa Herasie Paget, superiora de la Congregación de los Sagrados Corazones y compatriota suya, en tono de superhéroe:

“Madre, vengo a salvarla, a salvar este centro, esta ciudad, esta tierra que tanto amo”.

Otras apasionadas ediciones del diario "El Comercio" de mayo de 1931 terminaron de cristalizar el mito, pero dejando en evidencia que amplios sectores de la intelectualidad no estaban para nada con los laureles que se recordaba el nombre del marino francés. Hasta un monumento le fue erigido en Lima, como muestra de gratitud a este episodio.

Veremos, sin embargo, que serían los mismos representantes extranjeros los que, vergonzosamente, se vieron entonces en la necesidad de dar marcha atrás y solicitar a los propios chilenos la salvación de Lima

(mis saludos a "loco chile", de quien he tomado este parrafo)


CALLA CACA¡¡¡
Responder citando mensaje
  #4  
Viejo 3/May/09, 01:01
josejose33
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 28/Sep/08
Localización: lima
Mensajes: 2.342
Predeterminado


--El Perú no tiene por que mentir sobre la intervención del ciudadano Frances Bergasse du Petit Thouars......la mentira viene de parte de los cobardes invasores, que al tener un posible enemigo que los igualaba en armamento, no saquearon Lima ......y para ocultar la verguenza de su cobardia......simplemente quieren ignorar a este ilustre Frances.......

--Por supuesto que amparados en su poder de fuego la ocupación de Lima se hizo con todos los agravantes: la soldadesca chilena cometieron robos, incendios, violaciones, saqueos, asesinatos, destrucción....... Los invasores actuaban con tanta zaña y codicia que hasta rompían los pisos de las ricas residencias para robar el mármol........ Si no hubiese sido por la intervención del almirante francés Bergasse du Petit Thouars,...... Chile hubiese arrasado completamente nuestra capital Lima,........ ante la estupida e ineficiente defensa organizado por Pierola,........ esta guerra practicamente lo perdimos nosotros solos, por las deficiencias y odios entre nuestros gobernantes de aquella epoca....................


----Cuando saqueron Chorrillos y Miraflores, acudieron los bomberos de la "France Nº 1" a sofocar los incendios, todos los bomberos eran ciudadanos de origen frances, y al ver que estos sofocaban los incendio y socorrian a los heridos ......los miserables Chilenos simplemente los fusilaron.......punto numero uno....para el enojo e intervención de Petit Thouars..

--punto dos,.... Petit Thouars era devoto de "Santa rosa de Lima"

----y punto numero tres..... en la intervención de Petit Thouars tambien tuvo que ver la superiora del Colegio Belén, Hermasia Paget, religiosa Francesa muy amiga Petit Thouars.... hermana de la orden de los Sagrados Corazones. cuando retorno a Lima desde Valparaíso, el 10 de enero de 1881,...

--lo primero que hizo el almirante, fue visitarla, y le manifestó "vengo a salvarlas, la tripulación de la Victorieuse está a sus órdenes"..... y ofreció trasladar la tripulación a otro vapor de la escuadra para que la comunidad en pleno y las familias que la madre designara fueran a asilarse a bordo........ La madre agradeció el ofrecimiento pero decidió permanecer en el Convento.

--Unas horas después Petit Thouars envió al colegio un grumete para que en lo más alto de un arbol enarbolase la bandera francesa, como símbolo de protección...........

--Ante la preocupación de la superiora, el almirante respondió: "no tenga cuidado madre pues si se atreviesen los enemigos a bombardear Lima, a saquear esta ciudad o a cometer otros crímenes, le aseguro que al primer disparo echo a pique su escuadra; y diga usted a las familias de sus alumnas que pueden estar tranquilas en su Convento".

--Luego reiteraría su ofrecimiento de asilo en la Victorieuse y más tarde referiría a la madre la visita que hizo junto con el ministro francés y el almirante inglés al jefe chileno Baquedano para manifestarle su decisión de defender Lima. Lo hizo con tal firmeza de carácter que el jefe enemigo , el muy cabrón cedió.


--Claro ...como aqui se demuestra una vez mas la cobardia Chilena,..... ante la igualdad de fuerzas como sucedio en LA PATAGONIA.....como no pueden negar la presencia fisica del Gran Petit Thouars....por que figura en muchos partes de guerra...tratan de tergiversar la historia , igual que a jose de San martin......quitandole protagonismo........y dicen que en el plan de ellos no estaba arrasar lima........como si chorrillos y miraflores no eran parte de lima.....empezaro a arrazar Lima...pero Petit Thouars los amenazo......jajajajajaja.....el miedo los paralizo.....



......Loas al Gran Petit Thouars y a la hermana Hermasia Paget.....defensores de lima........

.
Responder citando mensaje
  #5  
Viejo 3/May/09, 01:01
oth3rs1d3
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 16/Feb/07
Mensajes: 2.409
Predeterminado Si

Para los chilenos nunca a exisitido un Petit Thuars ya que segun ellos su historia es la historia mundial...(QUE TRISTE),apesar de que hay imagenes,avenidas(calles),cartas,y hatsa la gran lista de oficiales de la armada francesa en wikipedia...Y ES QUE PARA ELLOS NO EXISTE HISTORIA AQUELLA CUAL LES OFENDA...
Responder citando mensaje
  #6  
Viejo 3/May/09, 01:01
RebeldiayLibertad
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 13/Jun/08
Localización: Concepcion
Mensajes: 2.373
Predeterminado

Primero Los Defienden Sus Mujeres,,,
Luego Extrangeros....

Que Raza....

Caesear Tu Amigo Villalba Solanas Tiene Unas Medallas De "las Damas De Lima" Concedidas A Chilenos Por Evitar Que Los Mismo Peruanos Saquearan Lima (considerando La Larga Marcha A La Sierra Que Les Esperaba)..
Deberias Postearlas
Responder citando mensaje
  #7  
Viejo 3/May/09, 03:03
oth3rs1d3
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 16/Feb/07
Mensajes: 2.409
Predeterminado Si

Bueno...que se ba ser no...aca mi querido rebeldia y libertad dice que NO saquearon aun que otros chilenos en el foro dicen que si,si no saquearon entonces...COMO AFIRMA EPOPEYA...LOS HISTORIADORES CHILENOS DICEN QUE NO SAQUEARON...esta bien NO saquearon...EL PUBLICO CHILENO COMO ES TAN INTELIGENTE Y SE GUIA DE UN DOCUMENTAL HECHO POR LA TELEVISION NACIONAL DE CHILE...(CLARO TIENE QUE SER CIERTO)...o NO?...
La pregunta es?...que nos dieron los chilenos cuando les entregamos el soldado chileno con la cabesa rota...que acaso no fueron libros?...acaos no fueron esos libros que disque ellos NO saquearon?...y es que la verdad...no se que clase de historia en chile,hoy en dia se ensena...el que sale perdiendo...es el Peru...y el que tristemente gano la guerra?chile...si lo de los tantos libros de la biblioteca es verdad...ENTONCES...como sera la ayuda inglesa?...VAMOS PERUCHOS,VAMOS COMPATRIOTAS!...ellos tienen la razon no?...por algo han hecho documentales para desmentir y aclarar nuestras tnatas dudas...pero como digo...sera verdad la ayuda inglesa o NO?...Haran otro documental?...A MI ME FASCINARIA
Responder citando mensaje
  #8  
Viejo 3/May/09, 04:04
josejose33
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 28/Sep/08
Localización: lima
Mensajes: 2.342
Predeterminado

Cita:
Escrito por RebeldiayLibertad
Primero Los Defienden Sus Mujeres,,,
Luego Extrangeros....

Que Raza....

Caesear Tu Amigo Villalba Solanas Tiene Unas Medallas De "las Damas De Lima" Concedidas A Chilenos Por Evitar Que Los Mismo Peruanos Saquearan Lima (considerando La Larga Marcha A La Sierra Que Les Esperaba)..
Deberias Postearlas


--Esas medallas deben ser tan originales y ciertas como la bandera de Concepcion o los corazones de cuerpos inexistentes, puras quimeras...para seguir poniendo retazos de mentiras en la triste historia chilena.........
para tapar la verguenza de la perdida cobarde sin pelear de territorios PATAGONICOS ,...mayor en dimension que lo conquistado.........ESTUPIDOS.........juajuajuajaj ajaja.........




.


..
Responder citando mensaje
  #9  
Viejo 3/May/09, 08:08
RebeldiayLibertad
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 13/Jun/08
Localización: Concepcion
Mensajes: 2.373
Predeterminado

ya celebran triunfos argentos....
obtenidos a un pais en guerra...
los argentos son tan valientes como los peruanos...
que deben mirar pal lado...
ya que no cuentan con triunfos propios que celebrar patetico..


mi queridisima es muy razonable que los pèruanos saqueran lima...
la marcha a la sierra (para no decir huida) es larga o no cote??===
Responder citando mensaje
  #10  
Viejo 3/May/09, 09:09
oth3rs1d3
Usuario muy activo
 
Fecha de ingreso: 16/Feb/07
Mensajes: 2.409
Predeterminado Si

Sabes...eres un antisocial
Responder citando mensaje
Respuesta